Esta mágica sesión combina las asanas (posturas) del Yoga con la vibración del sonido de las vocales y la de instrumentos musicales  (Hang, cuencos de cristal, Didgeridoo, tambor oceano y chamánico). Al entonar un sonido con el movimiento de la postura, la respiración se alarga de forma fácil y natural incrementando los beneficios. Cada molécula tiene su propio índice de vibración… lo mismo ocurre con cada centro de energía o chakra. Todo en el cuerpo humano y en la naturaleza funciona en base a una coherencia, a un orden armónico en donde cada cosa responde en función del flujo de vida recibido.
Cuando alguna parte de tu cuerpo no está vibrando en armonía en sí misma o con las demás, sobreviene la enfermedad. Determinados sonidos y vibraciones pueden por resonancia devolver la armonía perdida a nuestro cuerpo. Estas sesiones fusionan en una sola vibración los sonidos con la conciencia corporal y meditativa del yoga. Escuchar sintiendo a un tiempo el fluir del movimiento, coordinado con el respirar consciente, moviliza la fuerza vital del organismo y activa los recursos del cuerpo para desbloquear tensiones y volver a un estado armónico de quietud, fortaleza y seguridad. El canto de las vocales es uno de los instrumentos más eficaces  para elevar la frecuencia vibratoria de nuestro cuerpo humano. No es un canto melodioso: debe despertar nuestras células. Se ejecuta con el cuerpo entero (físico y energético) con determinación, con el fin de actuar sobre  la materia y cada vocal juega un papel muy preciso:

A: Vibra en el chakra corazón, abriendo el corazón y relajando tensiones torácicas.

E: Vibra en el cuello, limpiando nuestro sistema nervioso.

I: Vibra entre el tercer ojo y la punta de la nariz, ajusta el sistema de percepción y crea equilibrio al actuar sobre la glándula pituitaria y el sistema endocrino.

Ü : Vibra en senos paranasales. Es la vocal de la sanación. Destruye viejos patrones a medida que tomamos conciencia de ellos. Es el gran limpiador que hace desaparecer los residuos energéticos. Abre espacio a lo nuevo.

U: Vibra en el hara, abajo del ombligo. Vibración que permite tener acceso a la conciencia de la Tierra y ajusta el primer chakra.

O: Vibra en plexo solar. Con esta vocal, entramos en la dimension más allá de la materia, volviendo a lo profundo.

AUM: Es la expansión final; el sonido del universo. Nos fusionamos con nuestro universo y la fuente fluye en nosotros, uniéndonos al cristal central de la Tierra.

OM (A_U_M) : El primer sonido: sagrado y eterno. El mantra supremo. Vibración Sonora del Absoluto. La vibración del canto de la sílaba A-U-M viaja de laparte de atrás de la boca hacia adelante, representando: A-Creación, U– Conservación y M– Disolución. Silencio.

La relajación de esta sesión, se convierte en una meditación acompañada de la vibración del sonido.

Horario, lugar y precio:

Estas sesiones se pueden practicar en grupo o en clases privadas y son un añadido interesante para los Baños sonoros, sin que su precio varíe.

elena@elenayogaibiza.com   ·   +34 629 087 535